miércoles, 2 de julio de 2014

CUPCAKES PARA LOS GOLOSOS

¡Hola!
 
Me encanta el programa de televisión "Guerra de Cupcakes".
 
Es un concurso para pasteleros que consiste en hacer los cupcakes más sabrosos y bien decorados de todos.
 
 
Cada día hay un tema. Por ejemplo: el aniversario del estreno de Mary Poppins, un partido de baloncesto muy importante, un premio de moda...
Te dan unos sabores base que recuerdan a ese tema y tienes que elegir algunos. Después ya puedes empezar a elaborar los cupcakes (hay un tiempo base, evidentemente).
 
En la primera prueba sólo cuenta el sabor.
 
En la segunda prueba se puntúa: 50% decoración 50% sabor.
 
En la tercera prueba también hay que diseñar un expositor relacionado con el tema de ese día en el programa y un carpintero lo fabrica.
 
Gana el mejor expositor (ya sea porque es el más bonito, el más original, el más accesible...) con los 1000 cupcakes (son los mismos modelos y sabores que los elaborados anteriormente, pero mejorados gracias a las opiniones del jurado). Después se pone a lucir en la fiesta y los invitados comen los cupcakes del expositor. El/la ganador/a también acude a la fiesta y se lleva un premio de 10000 $.
 
Si queréis ver el programa es en Divinity.
 
Y ahora, una receta básica de cupcakes:

 
Cupcakes sencillos
 
 
Ingredientes: - 500 gramos de mantequilla
- 200 gramos de azúcar
- 4 huevos
- 25 gramos de esencia de vainilla
- 50 gramos de levadura
- 250 gramos de harina
- Ralladura de limón o naranja

Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es colocar la mantequilla en un bol, intentando que no esté demasiado derretida, sino lo justo para poder mezclarla bien. Le añadimos el azúcar y mezclamos bien hasta conseguir una masa uniforme. Después le vamos añadiendo los huevos uno por uno.
 
 
Una vez finalizada esa mezcla, añadimos la ralladura del sabor que hayamos escogido y la levadura, y lo mezclamos todo muy bien. Por ultimo incorporamos la harina y seguimos mezclando todo para obtener una masa totalmente homogénea. Después sólo nos queda engrasar un poco los moldes para cupcakes, para que éstos no se queden pegados. Si los moldes son de papel no es necesario hacerlo.

Finalmente, los horneamos a 250º durante 30 minutos aproximadamente.


Ahora sólo tenemos que adornalos con algunos de los cientos de toppings existentes para cupcakes. Si lo queremos hacer sencillo, simplemente podemos añadir un poco de nata en la parte superior de la magdalena para que quede como la imagen.
 
¡Y a comer nuestros sabrosos pastelillos!

 
Y si queremos algo más mono y original (también para animar a los niños a comer):
 
 


¡Adiós reposteros/as!