miércoles, 19 de junio de 2013

ZOMBIS

Hola!!

¿Qué tal? Hoy mi profe me dejó un libro que habla sobre seres fantásticos, la verdad que me gusta mucho, ya me lo leí todo..jijiji
Ahora os voy a hablar de uno de los seres que más me gustó, los zombis...uhhh que miedo

Zombis
 
Los zombis son personas que ya han muerto, pero reanimados por arte de brujería, salen de sus tumbas al anochecer y regresan a la vida como muertos vivientes. Estas personas han vuelto gracias a la acción de un brujo diabólico, que las ha llamado mediante un ritual del vudú, un tipo de magia africana nada recomendable, te lo aseguro.
 
 
¿Y como lo hacen? Un perverso brujo o hechicero escoge a la víctima que le apetece, va a su casa y, practicando sus artes mágicas, le quita el alma. En ese momento la persona está embrujada, se pone enferma y poco después muere. Después del entierro, el brujo se dirige a la tumba del difunto y, recitando fórmulas mágicas, le devuelve su alma, al mismo tiempo que le hecha sobre el cuerpo una serie de pócimas prodigiosas, con el fin de que vuelva a la vida y así poder dominar su voluntad. ¡Ahora ya es un zombi!
 
 
Pero no te creas que tienen una vida normal... ¡Qué va! ¡Es una sombra de vida! Porque los zombis sólo andan por las noches, y deben regresar a su tumba antes de que amanezca. No son más que pobres individuos que no hacen daño a nadie... ¡pero sí dan un buen susto!
 
 
Además, desde el momento en que reviven, se convierten en esclavos del brujo que los ha reanimado, y obedecen todas sus órdenes. ¿Cómo podría ser de otro modo? Estos seres han perdido la memoria y su antigua personalidad. Por esta razón decimos que los zombis tienen una existencia incompleta. Comen, respiran e incluso pueden hablar, pero no recuerdan nada de su vida anterior y no comprenden nada de su actual condición.
 
 
No es difícil distinguirlos, porque su cara no tiene expresión alguna, sus ojos están muertos y su mirada desenfocada es fría como el hielo. Tienen las pestañas de color blanco, como quemadas. Su aspecto entero muestra los signos evidentes de... ¡la muerte!
 
 
Además, caminan lentamente y dando tumbos. Aunque nunca tropiezan con los obstáculos, ya que pueden ver en la oscuridad.
De todos modos, sus movimientos son mecánicos y se parecen mas a los de un robot que a los de una persona.
 
 
Las tradiciones vudús creen que si un zombi prueba la sal, aunque sean unos pocos granos, se vuelve consciente y se da cuenta de lo que le esta ocurriendo. Entonces, muy asustado, vuelve a su tumba para siempre y ya no obedecerá mas ordenes de su dueño, el brujo.
 
 



Así que ya sabéis, ¡estad alerta!