jueves, 28 de febrero de 2013

Austria y su tarta Sacher

Hola, ¿qué tal?

Hoy os voy a hablar un poco sobre Austria, un país situado al ladito de Italia, Alemania y Hungría.

Os preguntaréis por qué os hablo de este país si no tengo ninguna relación con él, pues bien, os cuento:          He leído bastantte sobre él, visto fotos... Puándero mi verdadera pasión acerca de este lugar comenzó cuándo me compraron una de mis revistas de Barbie, "Colección vestidos del mundo".


No os imagináis que maravilla de revista, para nosotros, los niños, es muy interesante. Pues nos cuenta cosas sobre distintos países y así, a la vez que jugamos, aprendemos; ¿no os paece maravilloso? ;-)

Bueno, me dejo de rollos y os voy a hablar de Austria, que era lo prometido. :-)



En la República de Austria se habla el alemán, aquí viven 8,3 millones de personas en una superficie de 83.871 kilómetros cuadrados y su moneda es el euro, ¡como nosotros! ¡Jejeje! ;-)

Su capital es Viena, tiene montañas, campos verdes y floreados y un río precioso, el Danubio.

Este país es un paraíso para los amantes de los deportes de invierno, esquí, snowboard, patinaje sobre hielo, salto de esquí... ¿Y sabéis? ¡En Austria hay más de 180 estaciones de esquí!

Los pueblos del Tirol son preciosos y están rodeados de lagos y montañas, es el sitio ideal para disfrutar de unos días de tranquilidad... ¡mientras realizas un picnic!

Tampoco os debéis olvidar de visitar la catedral de Viena, o el parque nacional de Hohe Tauern, escuchar a los "Niños cantores de Viena", o el Baile de fin de año de la Ópera de Viena. ¡Es como estar en un cuento de hadas! :-)



Y después de tanto turismo, ¡qué mejor para reponer fuerzas que una deliciosa tarta Sacher! ;-)

 
 
TARTA SACHER
 
 
- 120 gr de harina
- 100 gr de mantequilla
- 150 gr de azúcar
- 150 gr de chocolate negro
- 4 huevos
- 1 cucharada de levadura
- mermelada de albaricoque
 
1- Funde la mitad del chocolate con la mantequilla y añade las yemas y el azúcar.
 
2- Monta las claras a punto de nieve y añádelas. Incorpora la harina y la levadura.
 
3- Vierte la masa en un molde untado con mantequilla y hornea a 150ºC durante una hora.
 
4- Desmolda, rellena con la mermelada y cubre con una capa de chocolate.
 


Wei lecker! (¡Qué delicia!)